Serial Mom

En los 90 surgió una tendencia, dentro de un género de terror que agonizaba, empeñada en deconstruir a golpe de brocha gruesa y cobardía mainstream a sus antecesores fílmicos. Si hay una película que sobrevolase por encima de toda la masa mediocre de obras que intentaron reinventar la ironía, es ésta. John Waters firma un guión hilarante que pervierte tanto los cánones de varios géneros como los de la América de Norman Rockwell, y lo dirige con un pulso e imaginación desbordantes. En él, Kathleen Turner recrea -magistralmente- a la asesina en serie que una sociedad tan superficial y deshumanizada como la que le rodea se merece. Un entorno amoral arraigado en unas costumbres mecánicas y vacías, donde la verdad pesa menos que la reputación políticamente incorrecta de quien la dice. Así, mientras Waters parodia los roles y mecanismos del slasher, nos muestra también un mundo de sonrisas forzadas y perversiones a puerta cerrada que, cómo no, es un reflejo. Y es que con el tiempo, Waters ha aprendido que para provocar hasta la médula no es necesario que alguien se coma una mierda. Basta con que una maruja incendie a un adolescente pajero.

Publicado originalmente en microcritic.wordpress.com el 29/10/2009

Jason Voorhees es así de entrañable.

Jason es el mal, no debería tener vuelta de hoja, ni explicación ni motivos, su recorrido y evolución a través de las películas de Viernes 13 es tan marciano, pocho y caótico como maravilloso. A medida que ha sido fagocitado por la cultura pop se ha convertido en el mal que queremos que le pase a otro. Y cómo lo deseamos cada vez que empieza la siguiente película. Y de tanto verlo, lo coges cariño, y te dices ¿qué piensa el mal? ¿disfruta, como lo hago yo viéndole?

Y es que Jason es ficción, y eso es lo mejor de todo, ahí esta su potencial. Dada su singularidad, no debería tardar (algún paso ya dió en las maravillosas y parte, Jason X y Freddy contra Jason), en convertirse en la reflexión acerca del poder evocador y reflexivo de la amoralidad, en un simbolo de la irracionalidad, la casualidad y el eclecticismo que caracteriza nuestro tiempo. Pero todo eso sin que deje de matar cada 8 minutos de película claro, a ver si van a confundir subtexto con texto.

Aqui, uno de los mejores momentos del fantastico ochentero:

Pulicado originalmente en galletas.blogia.com el 18/08/2009

Generación Y, el futuro fue ayer ó, Chiquito de la Calzada es mas gracioso descontextualizado.

Lo confieso, en su día no me hacía gracia Chiquito de la Calzada. No le veía el punto. Su humor era, seguramente para mi en aquel momento, el reflejo de otra decadencia de la sociedad de finales del siglo XX. Vamos, que ni siquiera me hice con sus tazos.

Pero los años pasan, y una noche de borrachera alejada bastante de los días de la moda del “JARL”, un viejo amigo (un personaje absolutamente antitético en todo a Chiquito, pero en TODO) se empeño, con un estado de embriaguez suma, en contar un chiste a la manera de Chiquito. Si lo hubiese contado a la manera de Eugenio hubiese sido lógico. Hubiese sido una cosa de risa natural, un momento de ja ja ja tras el clímax y a otra cosa. Pero ver como un tipo no muy dado al humor físico (un tipo Bill Murray), forzaba su cuerpo cargado, colocando lentamente una mano en la zona lumbar, para acto seguido, como por resorte, alzar la otra mano y realizar el característico saltito a golpe de: “No te digo trigo… ¡POR NO LLAMARTE RODRIGO!” era como presenciar una posesión, era tal el contraste, tan ajeno, que casi me asfixió de risa.

Todo esto viene al tema por una causa. Ese… digamos: Anacronismo chiquitiano, me marcó. Me marcó tanto que, últimamente, siempre que voy a una fiesta, quedada, botellón o lo que sea, y alguien comienza con los clichés actuales de lo que podríamos llamar la memoria histórica de la generación youtube (generación Y), esto es, recordar que si juguetes de los ochenta, que si la canción la abeja maya (o peor, Campeones), que si la nostalgia barata, que si los videos que he sacado con el móvil, que si he subido un temón de New Order (o peor, de Alaska) al facebook, que si hablo de la primera vez que vi los Goonies, que si encumbro al nuevo friki de la red, que si leo novelas gráficas de Alan Moore, que si me hace gracia el anuncio de Bud Spencer sin haber visto ninguna película suya en los últimos 15 años o que si digo: “a mis hijos les pienso comprar en DVD Érase una vez la vida y Barrio Sesamo para que crezcan como se debería…“

Siempre que acudo a un evento y sucede esta melancolía tópica y patética, primero pienso:

“Somos la generación imbécil. Nos hemos apropiado de la palabra nostalgia, la hemos sobredimensionado, y ademas la hemos confundido con una seña de identidad que muchas veces ni pertenece realmente a nuestra época, solo a reposiciones, embarrando de paso el verdadero valor de una cultura pop pretérita. Tenemos acceso a una red global de datos justo en el mejor momento de nuestra madurez, y en vez de aprovecharla para crear una vanguardia absolutamente posmoderna, o como mínimo, tratar de aprender algo, decidimos que todo esta inventado y nos retrotraemos a nuestra infancia. No solo creyendo que cualquier tiempo pasado fue mejor, si no asegurando que el nuestro lo es por encima del de los demás. Porque hay videos en youtube que lo demuestran. Seguiremos llevando la autocomplacencia a limites insospechados, seguiremos hablando de nocilla, de Mario saltando los barriles de Donkey Kong y de manos locas, seguiremos dejando que nuestras cámaras sean testigos del presente mientras nosotros nos aislamos en el pasado. Y como ahora tenemos la capacidad, y el capitalismo se ha hecho eco de ello, haremos lo posible por adquirirlo y conseguir que las generaciones futuras en vez de su propia infancia, tengan la nuestra.”

Y luego, en un arranque de sentido común y en un intento de evitar la quimera. Solo puedo tirar una piedra en forma de grito cosaco, con un: “¡¡¡TORPEDO SEXUARL!!!” o un: “¿COMOOOORL?” tan de finales de los noventa (década mucho mas caótica y digna de estudio, tiene todo el eclecticismo de los 80, pero con la conciencia de que no se va a morir en una guerra nuclear) y luego esconder la mano. Ante las miradas atónitas de un personal que nunca entenderán que mi mensaje está en la forma, que quizá solo sea un grito de socorro, y que solo intento traer un poco de lógica absurda y explicita al asunto.

Todo esto es una excusa para poner este youtube que me hecho mucha gracia.

Publicado originalmente en galletas.blogia.com el 01/08/2009

INVASION USA de Chuck Norris, análisis en detalle y reflexión acerca de la subcultura Reaganista.

LA INTRODUCCIÓN:

Señores, durante algún tiempo surgió en la red una adoración cuasi-mitológica a la figura del gran Chuck Norris, que si Chuck-no-se-que-y-todo-explota, que si la-abuela-de-Chuck-fuma-y-no-tiene-cáncer… etcétera. El caso es que realmente, de esta adoración superficial muy poca viene fundamentada por gente que realmente se haya molestado en ver con capacidad de análisis su obra, y darse cuenta de que su categoría de genio proviene de ese algo que no se sabe muy bien que es pero hace que ese tipo y su cine chafardero siente mejor que el de otro chulapas cualquiera.

En mi opinión ese “algo” era la productora Cannon y la inimitable simbiosis que consiguió con la familia Norris (al fin y al cabo muchos de los guiones, direcciones, producciones y escenas de especialistas de algunas de sus películas están escritos por el hermano de Chuck, Aarón Norris) de esta unión (que luego la Cannon intentaría imitar sin éxito con Van Damme, sin éxito total porque el chico no levantaba esa pasión patriota. Reconozcamos que Van Damme siempre fue bastante apolítico en su imagen y parecer) se creó un cine aotudeconstructivista, con un nivel de abstracción absoluto, donde la realidad, la sinopsis y la coherencia no solo no existen si no que se ven vilipendiadas a cambio de la exaltación del cliché genérico. Donde importa mas que ahora toca la persecución que cual es la motivación de cualquier personaje.

Pero no supongan que por eso es un cine vacío, al contrario, ese nivel del abstracto consigue contralatelarizar los mecanismos del propio genero, resultar casi una autoparodia inconsciente y una reflexión (aun mas inconsciente) no solo del propio genero, sino del cine en general e incluso de la propia cultura norteamericana, donde, de entre toda la filmografía de Chuck, brilla especialmente en esta sinrazón cinéfila: “INVASION USA

SE HA DICHO…:

“(…) tiene en su haber ser la película de video más alquilada del 85 en los USA” 

“Invasión USA, es en realidad un documental” 

“Sin duda esta película es una invasión USA” 

PREMISA

Sinopsis: Rostov, un peligroso terrorista que dirige a un grupo de mercenarios sin escrúpulos planea comenzar una campaña de terror en los Estados Unidos, pero antes decide acabar con Matt Hunter (Chuck Norris), antiguo integrante de la CIA, que fue su bestia negra en el pasado. Mientras que Hunter trata de salvar su vida de cientos de enemigos que le buscan por todo el país tendrá que destruir los planes de Rostov que amenazan la estabilidad del país.

EL MEOLLO

(Escena a escena, fotograma a fotograma, nada que ver con la sinopsis, ni con lo que se supone que es una invasión USA, ni con lo que ningún bienpensante podría jamás teorizar sobre cine)

Bien, empezamos con logotipo de la Cannon (recuerdos de grandes ratos con una primeriza tele cinco) El cartel deja paso a un barco de gente con bigote, sudorosa, bajita y sucia que hablan con acento latinoamericano genérico para remarcar que son cubanos. ¿Así que esta es la invasión USA? ¿Un montón de cubanos que no son cubanos medio muertos acercándose a la costa? ¿Estarán enfermos y la invasión es biológica? Ya veo. Hablan de no-se-que de llegar a América sin que los vean los americanos (claro) cuando aparece un barco con una enorme bandera de los estados unidos, se acerca, se produce expectación y de repente el capitán del barco, que tiene una pinta de gnomo malo de dentro del laberinto que no puede con ella (el villano), con una enorme nariz afilada dice que son todos bienvenidos y los invasores en vez de extrañarse comienzan a gritar que viva América, que es lo que mas mola, entonces se los cargan a todos a tiros (porque el gnomo no es feliz si no es sádico y le luce su nariz cortavientos). Los malos entran al barco (alguno de los malos también lleva bigote, para demostrar que los cubanos se matan entre si) y descubren un montón de droga debajo de unos tableros.

Cartel de INVASION USA que impacta con sonido seco, música épica de héroe de acción y planos de la cara de Chuck Norris (Chuck Norris) pensando en la fugacidad de la vida mientras le da un ventilador junto con planos de un doble con el torso desnudo en una de esas lanchas deslizadoras de los pantanos de Louisiana.

Pasamos a una investigación, el barco que ha llegado a puerto es otro mucho mas lujoso que la patera cubana y hay muchos mas muertos de todas la etnias en un camarote, una periodista (La chica) se ha colado y grita mucho sobre la libertad de expresión ya que los polis no la dejan pasar, pide paso a cambio de enseñar las fotos que ha sacado, cosa tonta porque la escena del crimen esta ahí, intacta.

Mientras, Chuck y un viejo curtido (el amigo) con camiseta sucia amordazan y meten en una caja a un caimán.

El gnomo llega a un sitio turbio (se nota porque hay prostitutas  obesas tiradas por ahí mirando mal) y entra en un cuarto donde hay esta John Vitti el de Los intocables de DePalma (con nariz mas afilada si cabe y tres teléfonos encima de la mesa de su despacho, uno rojo, uno negro y otro blanco –puro Kitsch-) A Vitti le acompaña una muchacha que lleva una navaja mariposa y mira mal como la puta que es (pero esta no esta gorda porque tiene mas papel en la peli, en esta película solo van a mirar mal las putas y Chuck Norris, es un aviso). El malo mas malo dice gesticulando en exceso “Holaaa,… impresionameeee…” el gnomo le da droga (que debe ser la forma de impresionarse entre malvados) y John Vitti dice mas incoherencias y llama a un tipo que tiene detrás mogollón de gente metiendo cargadores en uzis. La puta esnifa coca sin parar… ¡EPA! El gnomo se ha cargado al Viti de un tiro en los huevos y ha empotrado a la puta el tubito aspirador de coca por la nariz (después la ha tirado por la ventana) ¡¡¡Y SE PIRA TAN PANCHO!!!

El viejo curtido de antes se ha cambiado la camiseta por una camisa “Tom Jones en directo  Las Vegas” e invita a Chuck a comer ranas por la noche.

Esa noche un hombre de traje gris (el enlace) va con una barca por un pantano, llega a un casa abandonada ¿Se encontrará a Chuck, al viejo y a las ranas en una situación sórdida y morbosa? ¡NO! se encuentra un armadillo (además, como en el buen cine de Ford, la insinuación vale mas que mil imágenes). De repente Chuck le pega un correctivo y le dice al oído: “No me interesa”, pero el tipo dice “Los doce esta en el país”. Lenta vuelta de cabeza y aunque reticente de momento, creo que Chuck ha picado

El gnomo anda por una finca como hindú. Va con un cuchillo en la mano y agazapado de cuclillas. Saca un bazooka de debajo de un arbusto (es verdad) y le mete un tiro a la fachada. ¡NO, SE LO IMPIDEN! Le apuntan con un arma en la cabeza ¡¡¡¡¡¡ES CHUCK!!!!! Le va a dar pasaporte !!!!!! TODO ERA UN SUEÑO DEL GNOMO!!!!!!!, esta obsesionado con Chuck como solo un malo de peli de Chuck Norris y un enamorado del AB Shaper pueden estarlo (Mucho súper terrorista pero se caga solo con pensar en Chuck Norris). Tiene cara de estar jodido el gnomo. Deja claro que se quiere cargar a Chuck.

Chuck hace apañitos en su casa a orillas del pantano con una motosierra pequeñita. Siete lanchas se dirigen hacia el con música de mal rollo. El armadillo, que era la mascota de Chuck, esta asustado, pero Chuck no oye nada por su motosierra del hogar.

Todos los malos le apuntan desde la otra orilla (en plan, sonrisita y “Que putada le vamos a liar”), Chuck no se entera, PERO APARECE EL VIEJO EN LANCHA, SORPRENDIENDO A LOS MALOS, el viejo, que casualmente porta UNA M_16 se lía a tiros. Luego todo es confuso, gente cae al suelo y la casa de Chuck explota (creo que el armadillo se ha llevado la peor parte). ¡AH NO! Esta bien (eso si, no va a volver a salir en la película, curiosa relación animal) Pero Chuck esta en el suelo y los malos se van creyendo que ya esto echo el trabajo (incautos)… ponen música de enfrentamiento pero la cortan abruptamente  porque los malos se piran (el pobre técnico de sonido se ha quedado con tres palmos de narices). Chuck incendia lo que le queda de casa. Ah si, el viejo ha muerto (de hecho esta ardiendo con la casa).

Chuck camina por ahí con música de héroe deambulante en varios planos encadenados, llega a un sitio y se sube a un coche (la épica de ir a buscar tu coche cuando lo tienes aparcado lejos de casa porque ayer te tomaste unas ranas de mas). Ah si, ha decidido vengarse por lo que le ha pasado a su Gran Amigo el viejo curtido que secuestra  caimanes y le invita a cenar ranas (Fíjense como ya es un personaje complejo con una profunda personalidad y digno de ser vengado con solo tres escenas, esto es cine)

El gnomo suelta discursito “que si vamos a invadir América y ellos no lo saben, que si ellos mismo son sus peores enemigo y ellos no lo saben”, etc. (Observen como repite lo que los americanos no saben para remarcar ciertos defectos del sistema educativo)

Una pareja echa un polvo en la playa, ve señales de bengala y dicen “que nos importa lo que sea” y siguen, aparece un tipo entre las dunas un poco calvito y se los carga porque le debe joder no haber llamado suficientemente la atención con su bengalita o algo, luego se queda un rato viendo la tele portátil de los exiguos chavales.

Al rato llaman su atención tres barcazas (rodadas desde diferente ángulos para que parezcan mas) que desembarcan en la playa (mira, lo que decian los cubanos de antes es cierto, se puede llegar a america sin que te vea ningun americano)y es curioso porque los tipos que desembarcan van todos igual de agresivamente vestidos pero hablan en árabe, español, chino y varios idiomas indescriptibles mas, a medida que avanzan hacia la carretera, donde les espera un convoy de camiones de la hostia todos con los faros encendidos (y los chavales no habían visto esto). El gnomo dice una frase lapidaria.

Bar de carretera, el tipo trajeado de la escena de la casa de Chuck  (en enlace) se reúne con Chuck este le dice que acepta la misión y le deja para que pague la cuenta del bar.

Los polis andan por la playa y la periodista también (los personajes andan en grupitos) y tiene el primer contacto con Chuck al que llama vaquero (porque secuestra caimanes en Louisiana) pero Chuck pasa de ella.

Familia feliz celebra navidad, mama llama a cenar y el gnomo el calvo y sus hombres paran con sus camiones. El malo dice “Nos lo están poniendo muy fácil” (claro, vete al pentágono cabrón) saca un bazooka (no se si será el que tenia debajo de aquellos arbustos) y se carga toda la urbanización.

Música salsera, la periodista toma fotos para que se sepa que es periodista (los personajes importantes con oficio los desarrollan constantemente, los polis solo salen después de un crimen, los malos hacen maldades, Chuck mata… menos mal que la chica de la peli no es puta, porque estaría haciendo mamadas sin parar), dos cubanos se intentan ligar a dos cubanas con la frase: “Mi amigo dice que tu eres un poco zorra”. Las chicas se ríen. Aparece una patrulla de policía, sale del coche un chino clavado a Bruce lee vestido de COP y se lía a escopetazos con los cubanos. La periodista lo ve todo. La que presuntamente era un poco zorra sobrevive. Viene  otra vez la poli (esta vez la de verdad) pero los cubanos al grito de “¡Ahí vuelven!” la emprenden a hostias.

Chuck va con una camioneta por la parte mas chunga de la ciudad mirando mal a la gente (es su forma de hacer que el asesino se descubra). Llega a un bar, mira mal. Un tipo le para porque no le conoce y le pregunta “¿Compras o vendes?” Chuck le aprieta la mano en la que el tipo lleva el botellin de cerveza y le rompe el botellón clavándole los cristales. Luego va al final de la barra saluda a un colega (que lo es porque también lleva barba) y le saca información con la de: “Recuerda que te salve la vida en Sudamérica.” Por cierto, Chuck aun no ha sonreído en toda la película, así era el espíritu de la era Reagan.

Periodista y poli te cuentan lo que ya te imaginas, alguien quiere a minorías étnicas y polis enfrentados. (¿Y que pinta Bruce Lee me pregunto yo?)

La tele habla de ola de violencia mientras el gnomo y sus sicarios se toman un daiquiri en una playa.

Se sigue montando parda, tres tíos nuevos, uno negro se va con una puta a un cuarto y Chuck esta esperando en el armario con un cuchillo, se lo clava en la mano al negro putero y le interroga por el gnomo. Aparecen dos chicanos, uno supercachas. Chuck, patada y se acabo. Luego Chuck saca  una granada, le quita la anilla y se la pone en la mano al negro putero y se pira. El negro putero que es listo (no me lo esperaba) aguanta hasta que Chuck se haya pirado y la tira por la ventana

Centro comercial, un poli raro mira a un niño solo, el niño tira un chicle y el poli lo sigue para amonestarlo (o cualquiera sabe, porque lo miraba con “ganas” ya me entienden), momento que aprovecha el tipo con pinta enfermiza, degenerada y tísica que lleva una bolsa que emite fuertes pitidos rítmicamente para pasar por esa zona. Deja la bolsa, se pira. Uno de esos bueno ciudadanos le sigue, gritando: “¡Que se deja su paquete!” el tipo siniestro corre, aparecen sicarios con metralletas por todas partes, disparan, se piran y la bomba explota… al segundo, Chuck esta atravesando una luna con su camioneta y atropellando a varios sicarios, disparando a otros y esquivando granadazos. Ahora Chuck ya tiene  dos uzis, material imprescindible del camorrista ochentero. Cuando vuelvo a mirar dos malos están subidos en un 4×4 por el centro comercial y Chuck le pega repetidas veces al piloto a través de la ventanilla mientras se agarra para no caerse con la otra mano.

Consiguen escapar llevándose a una tipa agarrada de los pelos a través de la ventanilla (la cabeza dentro del auto, lo demás fuera) Chuck les persigue en un descapotable que pasaba por allí. Sus caras son indescriptibles (las de Chuck). La pobre mujer sigue agarrada en una situación muy cómica, ahora por la cintura, lo que debe ser muy incomodo para el que conduce, que es quien la tiene de rehén con el brazo en pose de camionero. ¡Ah! la periodista también esta en el descapotable con Chuck. ¿? Lo se. Evidentemente les da caza. Los malos explotan y la secuestrada acaba en el asiento trasero del descapotable.

El gnomo esta torturando al negro putero con diálogos estupidos de malo de peli de Chuck Norris muy reiterativos. El putero se le subleva en el peor momento y muere disparado por el calvorota aquel de la bengala en la playa (que parece ruso pero es muy moreno y dice “Sin ti no son nada” Amaral dixit) y parece que no quiere esa vendetta personal.

La poli anda por el centro comercial, te cuenta otra vez lo que has visto y dicen que la guardia nacional ha salido hace 15 minutos.

Chuck y la periodista andan con el coche dando vueltas y mirando mal, que parece que hasta ahora les ha salido bien, Bruce Lee y el otro aparecen disfrazados de guardias nacionales y Chuck se los carga según aparecen (suerte que eran farsantes)

– Chuck: ¿Vas a hablar?

– Chino herido: ¡MUERETE!

– Chuck dispara y le ventila: “No tengo intención” luego se acerca al otro farsante herido y le dice “¿Vas a hablar?” el farsante 2 habla.

Se declara la ley marcial. Se oye ruidos de helicópteros, se ve gente mirar arriba y se ven focos pero no helicópteros. El gnomo y sus sicarios entran en una iglesia llena de niños que cantan salmos (¡toma!) y cascan una bomba.(se habrá notado ya el azar con el que los malos matan, nada de estamentos de poder… esto si que es caos total y no lo de La Jungla 4.0) Aprietan el detonador pero la bomba no explota, aparece Chuck en lo alto de una azotea con la bomba en la mano arrancada de cuajo y se la tira a ellos, Chuck cruza dos cables y los malos explotan. (Fíjense como Chuck ya es casi una figura fantasmal casi sagrada o bíblica que obra milagros con cables)

Gente espera para comer, aparece Chuck y se pone a cargarse guardias nacionales, es curioso ya nadie le cuestiona, no se demuestra que sean sicarios farsantes ni nada, al final el calvito coge a la periodista (que andaban por ahí también) y amenaza con matarla pero Chuck le pega un tiro el cabeza a bocajarro antes de que nadie diga nada, la periodista, como buena liberal de izquierdas se enoja con Chuck y le grita que como ha podido hacer eso , que ha podido matarla , etc.… Chuck, como buen conservador conocedor de lo molestos pero inofensivos liberales dice “SÍ, SI, ya paso, venga…” y suda de ellas sin dedicarle ni una mirada de mas. Y diciéndole adiós con la mano. Como prototípica que es la periodista termina la escena diciendo “Machista” pero con cierto aire melancólico, de relación frustrada.

Gente abandona a sus hijos en autobuses para que se vayan de la ciudad, es lo mejor dicen, pero claro, como pueden prevenir, considerando el modus operandi de los invasores (los cubanos del principio no, los sicarios) están persiguiendo el autobús para intentar pegarle una bomba lapa. PEEEEEEro ¿¿¿¿¿¿quien esta por allí????? Exacto, Chuck, que es ubicuo y consigue desactivar la bomba ¡mal día para ser terrorista amigo! Al grito de “¿Es tuyo esto?” Chuck devuelve la bomba al coche del sicario y Bum!

Chuck aparece andando con melancolía en un centro de atracciones, suena música triste, ha sido un día duro pero no sirve de nada, por cada atentado que impide cometen cien reflexiona, tiene una idea. Y se la da por escrito a su amigo trajeado de gris (Que también andaba por allí).

El gnomo ve la tele echándose un porro (ya solo le falta ser homosexual). Esa es toda la escena

Chuck ve la tele con el torso desnudo y el mando en la mano, para que se sepa quien tiene el control. Ve una peli de extraterrestres y de repente 19 polis con M-16 le acorralan y le dicen que no esta por encima de la ley.

El gnomo sigue viendo no una tele, si no tres y se entera que Chuck esta detenido. Os imagináis que a por él va.

Base del ejercito, Chuck aparece con música de gladiadores, esposado y camisa desabotonada, la gente se queda mirándole pasar. En otro lugar la periodista saca fotos. NO ERA OTRO LUGAR; ERA EL MISMO, PORQUE AL CRUZAR LA ESQUINA SE ENCUENTRA CON CHUCK. Que aprovecha para amenazar al gnomo por la tele. Este rompe una tele (le quedan dos) y suelta otro discurso de malo y acabar con la nación y mierdas de esas.

Un garaje, los guardias hacen su vida de guardias, una bomba explota la puerta y entran un centenar de terrorista a tropel y a la carga. El gnomo aguarda y mira sibilinamente.

Caos en la base militar, disparos, UN HELICOPTERO, Bazookazos, Terroristas que quieren entrar,  en el helicóptero va el gnomo claro. Se repiten escenas de Sicarios bajándose de vehículos y que corren en todas direcciones para que haya mas. Planos del único tanque y el único helicóptero de la producción para lucir. Y aparece Chuck en una azotea (again) y vuela el helicóptero (¿no estaba Chuck detenido?) con un proyectil.

Mas escenas de tiros ejercito-terroristas, destrucción indiscriminada de inmuebles (ya sabéis, entrar en un cuarto y disparar la uzi 180 grados un buen rato, así durante toda la planta) El gnomo para de repente a sus hombres con un gesto y dice:”Es una trampa” y grita retirada y una trampa parece que era, porque aparece el mismo helicóptero que han  volado antes pero conducido por los bueno y nuevos hombres del ejercito de los USA que antes no estaban allí comienzan a matar sicarios. El tanque también hace algo.

Chuck mientras, esta eliminando a la guardia de honor del gnomo en un edificio de oficinas (es curioso que lleve dos uzis con dos arneses sobaqueros, cuando las deja caer tiene que andar con los brazos separados del cuerpo al estilo Gary Cooper). UN MOMENTO, se ha quitado las uzis justo cuando me doy cuenta de esto y ha cogido un fusil con lanzagranadas mas practico. Mira mal. Usa el lanzagranadas una vez contra dos paredes porque sabe que detrás hay terroristas (y efectivamente los hay) y lo tira. Usa el cuchillo que le quedaba con el típico sicario herido aun-te-puedo-intentar-meter-un-tiro-por-la-espalda-Chuck. Y MALDICION! SIN ARMAS CONTRA EL MALO! Así que viene una persecución mientras el gnomo malo gasta munición de su Kadasnikov hasta que Chuck lo pilla desprevenido le mete una llave, unas pataditas y le vacila desapareciendo. A lo que el malo coge su bazooka habitual que siempre deja tirado cerca por si acaso (aquí como no hay arbusto esta junto a una de esas plantas de interior, de las de plástico).

Afuera te cascan 14 explosiones cada 10 segundos y los terroristas se rinden.

El gnomo anda por ahí con su bazooka, le aparece Chuck por detrás y se saca otro bazooka, le incita y el gnomo se da la vuelta gritando con furia, miedo, desesperación y pintura negra de Goya justamente para recibir el bazookazo en el estomago.

FIN

LA CONCLUSION

Invasión USA, probablemente sea un documental, aunque mas probablemente sea un despropósito donde ya nada importa salvo la propia estructura del genero, podríamos decir subformal, casi nihilista en su concepción, sorprendente de principio a fin, cada escena guarda un significado oculto que en conjunto deconstruye el género con tal habilidad como simpleza -hagamos que gente con muchos paises armados invadan USA y que Chuck Norris sea consciente de que lo hacen para que el se luzca-. Es una de esas finas joyas que si hubiese sido dirigida por un gran nombre probablemente hubiese sido tildad de “inteligente sátira” o de “Esplendoroso surrealismo”. Nada tiene demasiado sentido, pero tampoco importa porque la vida no tiene demasiado sentido, el cine no tiene porque imitar a la realidad, debe ser un espejo deforme de nuestros temores (en mas de un sentido) y Chuck Norris lo sabe y por eso solo él en sus películas es real, no interpreta a nadie, no tiene registros, los malos le temen desde el principio del fin y esta donde quiere estar, el es CHUCK NORRIS.

Publicado originalemnte en galletas.blogia.com el 09/09/2007

Punisher compra el pan, la secuela, por Brian Michael Bendis. -Otra vieja parodia-

Resumen de lo publicado: Frank Castle, alias Punisher vio como su familia era asesinada por la mafia, se obsesiono y años después se fue a comprar un pan para su bocata de mortadela…

(Pagina dividida en muchas viñetas horizontales desde panorámica a primer plano, se ven coches de policía y dos agentes hablando: el Cápitan y el agente Gustavo. Le seguiran unas cuantas paginas de primeros planos y fotocopias de caras estáticas. Todos los globos de dialogo se van a entrelazar y superponer en un festival de globitos pequeñitos que contienen frases cortas y repetitivas)
Cápitan: –Gustavo
Agente Gustavo:Capitán
Cápitan: -Le hemos estado buscando
Agente Gustavo: -Estaba con su mujer
Cápitan: -¿Mi que?
Agente Gustavo: -Su mujer
Cápitan: -¿Susan?
Agente Gustavo: -Si, Susan, su mujer, es una fiera
(aparece otro policía, el agente Bukowski, con una jarra de café y vasitos de plastico) : -Gustavo, Capitán… ¿Café?
Agente Gustavo: Bukowski… Si yo tomare
Cápitan: -¿Susan?
Bukowski: -No yo no soy Susan, soy Bukowski ¿Quiere café?
Agente Gustavo: -Ya le he dicho que si…
Bukowski: -Le preguntaba al capitán…
Agente Gustavo: -¿A quien?
Bukowski: -Al Capitán
Cápitan: -¿Susan?
(Entra otro tipo, el periodista Ramazotti, con un bloc de notas que no usa): -¿Quién es Susan?
Agente Gustavo: -Yo soy el agente Gustavo, el es el Capitán
Bukowski: -¿Café?
Ramazotti: -Yo soy Ramazzotti, periodista…
Agente Gustavo: -¿Periodista?
Bukowski: -¿Periodista?
Cápitan: -¿Susan?
Ramazotti: -…Si, si, no, y tomare ese café, y dos huevos duros (suena una bocina dos veces) que sean cuatro…
Agente Gustavo: -Lárguese de aquí… periodista.
Bukowski: -Aquí tiene su café
Ramazotti: -Gracias
Agente Gustavo: -Bukowski, no le de café al periodista
Ramazotti: -Que le jodan ¿Qué ha pasado aquí?
Agente Gustavo:  -¿Aquí?
Ramazotti: -Si, joder seamos amigos, le echare una mano
Agente Gustavo: -¿Mano?
Ramazotti: -¿Es disléxico o tiene Alzheimer?
Agente Gustavo: -No… es que en este momento estaba teniendo un flash sobre la muerte de mi compañero hace años, como destrozo mi vida y me di a la bebida… tengo que tenerlo cada par de días…
Ramazotti: -Ah vale, sigamos
Bukowski: -248 muertos y una charcutería en ruinas
Ramazotti: -¿Como?
Agente Gustavo: -No lo se, acabo de llegar, el Capitán me lo estaba explicando todo, creo que fue…
Cápitan: -¿Susan?
Agente Gustavo: -No, podemos descartarla, estuvo conmigo
Bukowski: -Yo le acabo de dar café a un tipo que creo que era el Charcutero
Ramazotti: -Vaya, hablemos con el
Agente Gustavo: -¿Con quien?
Bukowski: -No me acuerdo
Ramazotti: -¿No se acuerda?
Bukowski: -Yo si tengo Alzheimer ¿sabe?…
Agente Gustavo: -…
Ramazotti: -…
Cápitan: -Con el charcutero
-(A coro) gracias Capitán

(Pagina en silencio, se acercan al charcutero, un hombre grande con cara de bruto que esta sentado en las escaleras, diferentes planos angulados de ellos andando)
Cápitan: -¿Susan?
Ramazotti: -Usted lo vio todo
EL Charcutero: -¿Quiénes son?
Agente Gustavo:Agente Gustavo, Bukowski, Ramazzotti y el Capitán
EL Charcutero: -El infierno le seguía…
Bukowski: -¿Qué?
EL Charcutero: -A ese hombre, pedía mortadela, pero sus ojos decían…
Agente Gustavo: -¿Qué decían?
EL Charcutero: -Decían…
(entra una mujer, la psicóloga, mirada fria y minifalda): -Agente Gustavo ¿que le esta haciendo a este hombre? Como psicóloga de la policía remilgada, presumida y lesbiana no puedo permitir que le someta a presión después del shock al que ha sido sometido
EL Charcutero: -No estoy bajo presión…
la psicóloga: -Usted cállese
EL Charcutero: -A decir verdad son bastante majos, ese me ha dado café y el otro me llama Susan… que me encanta…
(Todos miran al charcutero y entre si un par de páginas de viñetas repetidas y fotocopiadas, hasta que Gustavo le agarra súbitamente por la solapa y lo abofetea en una doble Splash)
-¡¡¡DIGALO!!! ¡¡¡QUE DECIAN SUS OJOS!!!!
-(Splash en negro menos una viñetita ínfima en la esquina superior derecha con primer plano de la boca del charcutero) “Choped
la psicóloga: -No hay duda, era Punisher
Ramazotti: -¿Quién?
Agente Gustavo: -PUNISHER
Ramazotti: -Es que tengo un tapón de cera…
EL Charcutero: -Menudo periodista
Bukowski: -¿Café señorita?
la psicóloga: -No gracias, acabo de tomarme uno en casa de la mujer del capitán
Agente Gustavo:-¿Usted también? A esa mujer, lo que le echen
Bukowski: -Si, es una fiera
Cápitan: –¿Susan?
A coro: –Exacto

Entra flasback, Punisher, el cual no va vestido igual que en primer numero y tiene perilla, esta rodeado de cadáveres en la charcutería, se acerca al tendero y coge la mortadela, dos o tres splash, alguna que ni siquiera ocupe toda la pagina y deje cachos en negro e incluso alguna fotocopiada de otra, Frank se gira con caras sanguinolentas y gestos chirriantes y se va…
A la salida le espera un chino amenazante tatuado con un palo…

Fin

Publicado originalmente en galletas.blogia.com el 04/06/2005

Punisher compra el pan, por Frank Miller. -Una vieja parodia-

(Panorámica de un edificio, la calle esta sucia y varios mendigos andan tirados)
La panadería…
Quizá sea todo cuanto merezco…

(Punisher aparece en una cola, mira cautelosamente a todas partes)
Un tipo tiene hipo detrás mió…
El panadero esta delante, no detrás…
No debes dejarte vencer… eres lo que tienes…

(Sucesión de primeros planos de personajes de la panadería)
Ellos mataron a mi familia, los culpables…
Los culpables y los corruptos…
…todos lo son…

(Una voz interrumpe, es el panadero)
-“¿Qué desea?”…

(Entra flasback. Punisher en plano principal rodeado de sombras, de fondo vemos al portero de su edificio)
La portería esta llena de trastos, levanto uno de ellos como si fuera una rata muerta y lo dejo caer al suelo solo para oír el ruido del metal y los cristales desgarrándose, espero que entienda mi mensaje…
-¿Dónde puedo comprar un buen pan?
Aquí en la esquina, pero es una panadería muy cara, por lo menos vale 1’50€ la barra… déjeme que le diga una cosa… ¿Vale la pena por un pan?
(Sucesión de planos, pistola, onomatopeya de disparo y Castle saliendo del portal)
Vale la pena matar…
…vale la pena morir…
…vale la pena para mi bocata de mortadela.
(Termina flasback)

Un pan
Si señor, ¿desea algo mas?
-(Splash-page negra excepto un pequeño cuadradito que pone) NO
-…1’50€…

Meto la mano en mi bolsillo, las monedas están frías…
…en algún lugar frió…
…en mi bolsillo…
…frió…
Una moneda se empeña en escabullirse de entre mis dedos, me rió de ella y sigo buscando…
Pero esta allí, esperándome, joven, fuerte, reluciente, de alto valor versátil, probablemente no pueda con ella…
-(Picado) “¿Se encuentra bien señor?”
-(Contrapicado) “Panadero, lo difícil de tener una opción es que puedes llegar a tomarla” (Castle se engarra en una aparentemente interminable lucha con su bolsillo llena de aspavientos y movimientos pélvicos, el abrigo hace de componente revoloteador)

-“¿Señor…?”
(Frank consigue sacar su moneda de dos euros y se la da al tendero, respira entrecortadamente)
El pecho me va a estallar, viejo…
…viejo afortunado…

(En planos medios se ve como Castle coge el pan y el panadero le devuelve solo dos monedas de 20 céntimos… primer plano de Punisher)
Corruptos, todos lo son…
…culpables… todos los panaderos son…
(Splash page, Frank saltando por encima del mostrador)
…mataron a mi familia.
Culpables…
…no debes dejarte vencer…

(Splash page, silueta de Castle golpeando con la barra de pan repetidas veces al pobre hombre, la barra no se parte y la sangre sale a borbotones)

Eres lo que tienes…

Tienes un pan…

Eres un pan…

(Frank se incorpora tosiendo… la gente se ha quedado a cuadros, nadie dice nada, solo se oye un: “¡Hip!”)
Con suerte, viejo con suerte…
Un tipo tiene hipo detrás mió…
Desde aquí puedo asustarle de diez maneras distintas…

Elijo la que duele… (Frank se gira violentamente con unos dientes postizos y gesto horroroso… el hombre se desmaya)

Buen soldado…
Se firme, mantente joven…
Caballeros, estoy apelando a su sentido de justicia…
…lo veo… lo veo en su ojos…
…ojos que nunca han visto el amor ni la piedad…
…esto nunca se acaba…
“¿Alguien sabe donde puedo encontrar una charcutería?”

Publicado originalmente en galletas.blogia.com el 26/05/2005