Freddy contra Jason y los argonautas.

Jason Voorhees se levanta y da un paseo por el bosque. Le gusta hacerlo descalzo, aunque a veces los campistas dejan restos de botellas y se corta y le jode. Fuma un cigarro, mata un ciervo de un hachazo, se lo come crudo. Recuerda con una sonrisa lo eterno que se hace esperar dentro de un cuarto oscuro sin moverse hasta que alguien aparece, solo en la ocuridad. Horas y tedio y calambres en las piernas y la puta moza no acaba de salir de la ducha, con lo cojonudo que es el escondite que ha elegido esa vez. Intenta enumerar las veces que se ha encontrado en esa situación pero no puede, son demasiadas, se emborronan entre ellas y todas parecen iguales. Más tarde, se sienta a limpiar su viejo machete, esta mellado y algunas manchas de sangre nunca acaban de salir. “Hay dias buenos, tambien” piensa, y mira el amanecer.

Publicado originalmente en galletas.blogia.com el 15/06/2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s